¿Disfrutas o sufres? (Coaching Deportivo)

Fuente | sertuser.com

Se puede competir e incluso ganar de mil maneras diferentes. Haciendo trampas como el doping es una manera de competir, se puede competir a base de los gritos de un entrenador exigente que solo le importa ganar, incluso se puede ganar siendo inflexible con los errores o incluso cruel ante cualquier “fracaso”. Conozco a personas que se insultan, se menosprecian y atormentan cuando “pierden” en una competición… es más diría que es habitual.

Hay otras novecientas formas más de ser competitivo… pero hoy me quiero centrar en una en concreto…“EL DISFRUTE”. Este elemento que si lo personificáramos, sería aquella que vemos paseando por el parque de manera parsimoniosa, casi como bailando, con una sonrisa dibujada en la cara, que incluso al resto de las personas les puede parecer hasta “retadora”, los ojos dibujando su felicidad… como si la sombra de la vida eterna fuera suya en ese preciso instante, como si cada bocanada de aire que respira le acercara más al estado de total felicidad. Para mi, esto sería disfrute.

Soy “competitivo”…como el que más, y sé que cuando mejor se compite es cuando lo que “menos” importa, y digo menos, no digo que no importa, es ganar. Ganar importa y mucho, para eso se compite, para eso se entrena y para eso se realiza un esfuerzo muy importante de mejora constante. Pero en la vida como en el deporte es mucho más efectivo disfrutar de cada zancada, cada estiramiento, cada respiración, incluso se puede aprender y sacar tajada de cada error, de cada tropezón o derrota. Y esto no significa que en el deporte no haya que tener momentos de “tristeza”, “decepción” o incluso “rabia” cuando se pierde o aparece alguna lesión, mas bien significa tener la madurez emocional y mental para “aceptar” cada situación complicada que venga, aprender y gestionar nuestros recursos para mejorar. Pero en el disfrute no existe “frustración” ni flagelación….que solo aparece cuando lo único que importa es ganar a toda costa.

Un golfista profesional me comentaba un día sobre esto del disfrute en el mundo de la competición de alto nivel. Me decía algo así como: ...”como narices puedo disfrutar de una competición o de mi profesión, si me juego en cada put que mis patrocinadores sigan confiando en mí para seguir cada año en el circuito”… Y tiene toda la razón… ¿Cómo puede disfrutar de “hacer lo que más le gusta en la vida” si su “foco” está en la presión de ganar o ganar….y no en su amor por ese deporte? Este hombre, fué campeón 3 veces de Europa y dos de España, por delante de Sergio García…. a los 27 años se retiró… Siendo un Crack.

Un ejemplo que utilizamos todos los coaches deportivos, y aunque repetitivo es necesario… el tenista Rafa Nadal

Ama lo que hace, seguro que sufre, sufre entrenando, sufre su dolor de rodillas o de espalda, pero el Amor por su deporte y sus ganas de mejora constante hace que cada día podamos admirar su filosofía de vida y de juego. Compite para ganar, y lo hace cada punto sin dar ninguno por perdido… esa capacidad mental le hace único, le hace especial. Y el, que esta acostumbrado a ganar y ganar, cuando pierde “nunca” echa la culpa al aire, el suelo, o las moscas… Mira hacia dentro a ver en que puede mejorar. Un auténtico ejemplo de vida a través del deporte.

En el fútbol tenemos un ejemplo al otro lado de la orilla. El Real Betis Balompié. Y me duele, por que es mi “otro” equipo. Si fuera una persona, al hilo del primer ejemplo….el Betis sería la persona que va por la calle con los hombros caídos, cabizbajo, incluso despeinado por dejadez, casi le cuesta levantar los pies a cada paso.. los arrastra, una cara sin luz, casi oscura, ojos sin alma, una persona con una estructura a punto de derrumbarse. Es “sufrimiento” en vez de disfrute. Por mucho que a una persona así la metas en un spa, un gimnasio y le hagas la manicura…su espíritu necesita recuperar su esencia, su foco, su “identidad”. El Betis es un sistema Sin Identidad, la ha perdido. Podrán hacer mil cosas pero hasta que no sanen su “interior” nunca competirán desde lo que el Betis es…“Alegría”.

Esto solo se consigue con compromiso, confianza y trabajo. Cuando uno tiene esos objetivos consigue el disfrute total, por que sabe que lo que hace lo hará bien, sin tener que demostrar nada a nadie… simplemente siendo consciente de que todo está alineado con su pura “Alma”. Para esto hay que estar dispuesto a trabajarse, a tener que cambiar hábitos adquiridos que no son nuestros, eliminar creencias que nos limitan y alimentar los pensamientos positivos que nos ayudan a crecer.

Pero todo esto también se entrena y se debería de cuidar mucho más en todos los deportistas, no solo de élite, también en las categorías inferiores. Hoy por hoy no está introducido el entrenamiento mental y emocional para el deporte base. Solo pensar todo lo que podría beneficiar el Coaching Deportivo en los peques “se me ponen los pelos de punta”. Y desde Sertuser, quiero aportar mi granito de arena para que los chicos aprendan a competir disfrutando, aprendiendo y creciendo en valores.

UNA ÚLTIMA REFLEXIÓN:

¿Te permites disfrutar del camino de tu vida?

¿Realmente de quién depende?