Gimnasia Rítmica en los JJ.OO. CAPÍTULO 3: Barcelona 1992

Siguiendo el hilo de la historia olímpica de la Gimnasia Rítmica, llegamos a la parada más especial de todas. Especial porque la sede de los Juegos Olímpicos de 1992 se situó en nuestro país, concretamente en Barcelona. Y especial porque estos Juegos tenían alguna que otra sorpresa preparada para los aficionados españoles. 

Fuente: Laura M. (pasionporlaritmica.wordpress.com) | Wikipedia

BARCELONA 92

Estos serían los últimos Juegos en los que las repúblicas de la antigua Unión Soviética competirían bajo la misma bandera. En este caso lo hicieron bajo la bandera olímpica y el nombre de Equipo Unificado, después de la desintegración de la URSS el año anterior. También serían los últimos Juegos con la única modalidad de individual en la gimnasia rítmica.

PODIO GIMNASIA RÍTMICA – BARCELONA 92

timoshenko

ORO PARA TIMOSHENKO (UCRANIA)

Alexandra Timoshenko  ya disponía en su palmarés de un bronce olímpico. Pero un bronce no es una victoria. Y en Barcelona conseguiría colgarse el oro. Completaba así su triplete de campeona europea, mundial y olímpica. Posiblemente, esta no fuese la mejor competición de Timoshenko, de echo tuvo un error en la final con el ejercicio de pelota; pero fue lo suficientemente buena como para convertirse en campeona olímpica. Al mismo tiempo, se convertía también en la primera gimnasta que ganaba dos medallas olímpicas.

BRONCE PARA SKALDINA (UCRANIA)

Su compatriota, Oksana Skaldina, tuvo que conformarse con la medalla de bronce, al no realizar una competición del todo regular, cometiendo fallos como los del ejercicio de cuerda y algunas imprecisiones más.

Hay quien dice que las Deriuginas se equivocaron llevando a Skaldina a los Juegos, mientras su gran baza, la trágicamente fallecida Oksana Kostina, veía la competición desde la grada. De hecho, Kostina se convertiría en campeona del mundo ese mismo año. 

Otra de  las imágenes que nos dejaron estos Juegos Olímpicos fue, precisamente, el escaso espíritu olímpico de Skaldina. La campeona del mundo no supo asumir su derrota y tachó de injusta la plata de la española, negándose a saludarla en el podio y recibiendo el consiguiente abucheo de la grada.

PLATA PARA CAROLINA PASCUAL (ESPAÑA)

Este bajo estado de forma de Skaldina favoreció a la española Carolina Pascual, que hizo la competición de su vida, sin fallos y con una regularidad tremenda.  Consiguió de esta forma alzarse al segundo cajón del podio, llevándose la única medalla olímpica que ostenta España en la modalidad individual de gimnasia rítmica. Carolina Pascual hacía así historia, con una medalla de plata en unos Juegos Olímpicos. A sus 16 añitos. Y para más inri en casa, arropada bajo toda la afición española.

REPRESENTACIÓN ESPAÑOLA

Ademas de Carolina Pascual, la otra representante española, Carmen Acedo, terminaría en cuarta posición. Dos recogidas falladas en la final con pelota y mazas (también en la clasificación), hicieron que dejáramos de soñar con un posible doblete español en el podio de Barcelona. Hubiese sido todo un logro para las gimnastas de Emilia Boneva.

Galería:

ANÉCDOTAS

La ceremonia de inauguración tuvo como suceso uno de los más espectaculares inicios de Juegos Olímpicos al encenderse el pebetero con una flecha lanzada por un arquero de una forma que dejó cautivado al mundo.

En baloncesto se admite por primera vez la participación de jugadores de la NBA, gracias a lo cual se formó el Dream Team de Estados Unidos que incluyó, entre otros, a Magic JohnsonMichael JordanLarry Bird y Charles Barkley. Lograron 117 puntos de promedio en 8 partidos y ganaron la medalla de oro derrotando en la final a Croacia.

En natación, la húngara Krisztina Egerszegi se convierte en la reina de los Juegos al ganar medallas de oro en los 100 m y 200 m espalda y 400 m cuatro estilos. En Seúl había obtenido la medalla de plata en 100 m y oro en 200 m espalda. Por parte española, Martín López Zubero ganó los 200 m espalda, siendo la primera medalla de oro en la historia de la natación española.

En la final de los 1.500 m femeninosLyudmila Rogacheva, del Equipo Unificado, llevaba una amplia ventaja pero doscientos metros antes de la meta Hassiba Boulmerka, de Argelia, la superó y terminó primera.

El español Fermín Cacho Ruiz no era uno de los favoritos en los 1500 m, sin embargo, en la final se corrió a un ritmo relativamente suave y Cacho aprovechó esta circunstancia para llevarse la victoria delante de un público que gritaba su nombre al unísono.

En la última vuelta de la final de los 10.000 m Derartu Tulu, de Etiopía, tomó la delantera y no la abandonó hasta llegar a la meta. Con ello se convirtió en la primera atleta negra de África en ganar una medalla olímpica. En segundo lugar llegó Elana Meyer, atleta blanca de Sudáfrica. Juntas hicieron un recorrido de la victoria simbolizando la esperanza de una nueva África.

En salto con pértiga Serguei Bubka, gran favorito, falló y quedó fuera del medallero. El ganador fue Maxim Tarasov del Equipo Unificado, con un salto de 5,80 m.

El estadounidense Kevin Young batió el récord del mundo de los 400 metros vallas con un registro de 46,78 s, convirtiéndose en el primer hombre en romper la barrera de los 47 segundos.

La estadounidense Gail Devers se repuso de una grave enfermedad que la había dejado en una silla de ruedas durante más de dos años y ganó la carrera de los 100 m lisos.

Cuba, ausente en los dos últimas ediciones de los Juegos, ganó catorce medallas de oro, siete de ellas en boxeo. En peso ligero, el estadounidense Óscar de la Hoya ganó la final y más adelante se convertiría en campeón del mundo profesional.

En tiro con arco domina Corea del Sur, que consigue ganar en categoría femenina individual y por equipos. En hombres, el título por equipos es para España y el título individual fue para el francés Sébastien Flute.

En gimnasia, el atleta estrella fue Vitaly Scherbo, del Equipo Unificado, quien ganó seis medallas de oro.