GIMNASIA RÍTMICA EN LOS JJ.OO. CAPÍTULO 4: ATLANTA 1996

En 1996, los Juegos Olímpicos volvían a saltar el charco para celebrarse en Atlanta (EE.UU.). Estos fueron los primeros Juegos en los que se incorporaba la modalidad de conjuntos en gimnasia rítmica. Además, variaba la competición en modalidad individual; constando esta de tres rondas: una preliminar, una clasificatoria y la final.

Fuente: Laura M. (pasionporlaritmica.wordpress.com) | Wikipedia

ATLANTA 96

En Atlanta ya empezaban a verse montajes más parecidos a los que vemos hoy en día aunque, eso sí, con más elementos coreográficos y menos dificultades que las actuales. Los maillots habían evolucionado ya hacia la variedad, los maquillajes eran más cuidados y los peinados más personales. Esta era una de las épocas de la historia de la gimnasia rítmica en la que cualquier mínimo fallo podía sacarte del podio. Y precisamente hubo algunos fallos imprevistos en la final de Atlanta.

PODIO GIMNASIA RÍTMICA INDIVIDUAL – ATLANTA 96

ORO PARA SEREBRIANSKAYA (UCRANIA)

La medalla de oro en estos Juegos Olímpicos sería para la ucraniana Ekaterina Serebrianskaya. Era una gimnasta con un estilo muy personal y muy, muy limpia en sus ejercicios. Quizás sus coreografías no hacían justicia a la elegancia que transmitía y que seguramente podrían haber explotado mejor. Pero lo cierto es que Serebrianskaya hizo una buena competición, aunque tuvo un fallo en la final de cinta que por poco le cuesta la medalla de oro.

PLATA PARA BATYRCHINA (RUSIA)

batyrchina_y_2

El segundo lugar del podio fue para la rusa Yana Batyrchina, quien revolucionaría la forma de hacer y de entender la gimnasia rítmica para siempre. Con unas condiciones espectaculares y una flexibilidad nunca vista hasta ese momento, Batyrchina marcó un antes y un después en la historia de este deporte. Incluso me atrevería a decir que todos los códigos de puntuación que han ido actualizándose hasta hoy, lo han echo partiendo de la forma de hacer rítmica de Batyrchina. Los movimientos contorsionistas, los dorsales con la cabeza más que pegada a la pierna de base sin apenas esfuerzo, las subidas de empeines hiperflexionadas y las originalidades con el aparato (especialmente con la pelota) caracterizaron a esta gimnasta que marcaría el posterior estilo de la escuela rusa.

BRONCE PARA VITRICHENKO (UCRANIA)

El tercer cajón del podio lo ocupó la que para muchos entendidos de este deporte fue y sigue siendo la gimnasta más completa, a quien llegaron a bautizar como la reina de la rítmica. Elena Vitrichenko tuvo que conformarse con la medalla de bronce, a pesar de realizar una competición muy regular. Con la pelota y sobretodo con la cinta, era una gimnasta única. Ucraniana, aunque ajena a la escuela de las Deriuginas, Vitrichenko era la elegancia personificada y así conquistó a las aficiones de todo el mundo, siendo una de las gimnastas más queridas en España; hasta el punto de elegir nuestro país como lugar de residencia.

La rusa Amina Zaripova y la búlgara Maria Petrova completaron los cinco primeros puestos de la final de Atlanta.

REPRESENTACIÓN ESPAÑOLA INDIVIDUAL

ALBA CARIDE COSTAS

La representación española constaba, una vez más, de dos gimnastas individuales: una jovencísima Almudena Cid acompañada de Alba Caride Costas. Esta última no consiguió meterse en la final debido a fallos en algunas de sus rutinas. Sin embargo, dejó algún que otro buen ejercicio en estos Juegos Olímpicos

ALMUDENA CID

Almudena Cid se metía a sus dieciséis añitos en una final olímpica. La primera de cuatro. Con un estilo aún sin madurar, pero con la limpieza a la que nos tuvo acostumbrados durante toda su carrera, la vitoriana consiguió así escribir la primera página de su historia olímpica:

PODIO GIMNASIA RÍTMICA CONJUNTOS – ATLANTA 96

Los Juegos Olímpicos de Atlanta’96 fueron los primeros en los que se incorporó la modalidad de conjuntos.

Y de qué manera lo hizo. Las grandes favoritas eran Bulgaria y España, campeonas y subcampeonas del mundo respectivamente. En la jornada de clasificación se adelantaron las búlgaras, colocándose en primera posición. Pero en la final se partía de cero y nuestras “chicas de oro” (Marta BaldóNuria CabanillasEstela GiménezLorena GuréndezTania Lamarca y Estíbaliz Martínez) consiguieron remontar y realizar una competición perfecta, ganando la medalla de oro que tantas alegrías dio a la afición española. Bulgaria se colgaría la medalla de plata y Rusia, aun con algunos fallos, la de bronce.

Final de conjuntos JJ.OO. Atlanta – Retransmisión completa

Conjunto de España en Atlanta 96

Conjunto de España en Atlanta 96

Aquí una de las mejores imágenes de la historia de la rítmica española. Una de esas imágenes que no se borran de la retina de los seguidores de este deporte: nuestro conjunto subido en lo alto del podio y el himno español sonando en el pabellón de unos Juegos Olímpicos:

ANÉCDOTAS

MASCOTA

La recepción de la nueva mascota no fue buena, y la organización de las Olimpiadas pidió un rediseño del personaje, aplicándole una aptitud más atlética y algunos cambios superfluos. En octubre de 1995 se presentó la versión definitiva, conocida como “Izzy“, y la mascota quedaba terminada. Izzy no gozó de la misma popularidad que Cobi durante sus Juegos Olímpicos, siendo menos promocionada por la organización del evento alegando que la mascota estaba enfocada especialmente “al público infantil”.

Atentado

Los Juegos de Atlanta sufrieron un atentado terrorista. El 27 de julio de 1996 una bomba situada en los exteriores del Estadio Olímpico estalló, causando la muerte de 2 personas y centenares de heridos. El Gobierno norteamericano condenó el ataque y se criticó la falta de seguridad en los alrededores.

Ketchup
La cadena de comida rápida estadounidense McDonald’s abrió cinco restaurantes en el interior de la Villa Olímpica, donde residían 15.000 personas. Como alimento, la firma de hamburguesas encargó 54 toneladas de patatas, 15 de carne y 970 litros de ketchup.

 

Fuera de tiempo
La letona Sirivanh Ketavong terminó el maratón en 3 horas, 25 minutos y 14 segundos, una hora más tarde que la campeona olímpica, la etíope Fatuma Roba. Los jueces no esperaron su llegada.
Tres banderas
Alexander Karelin fue abanderado por tercera vez durante la ceremonia de apertura, aunque era también la tercera enseña diferente que abanderaba. En 1988, en Seúl, había competido con la Unión Soviética, en 1992, en Barcelona, con la Comunidad de Estados Independientes (CEI) y en Atlanta con Rusia.
Récord
El británico Linford Christie, campeona olímpica en Barcelona, fue descalificado en la final de 100m por haber cometido dos salidas falsas, todo un récord.
Retraso
Uno de los voluntarios encargados de controlar la hora de llegada de los boxeadores al ring era el estadounidense Anthony Hembrick. Este había sido seleccionado para los Juegos de Seúl en 1988, pero fue descalificado por haber llegado con retraso a su primer combate.
Error de traducción
El georgiano David Jajaleishvili no pudo defender su título en la categoría de los pesados de judo porque se presentó demasiado tarde al pesaje. En su defensa, Jajaleishvili alegó que la traducción que le habían dado sobre la situación de las instalaciones era incorrecta y que, cuando se dieron cuenta del error, se vieron retrasados por una alerta de bomba.
Dream Team 2
El equipo de baloncesto estadounidense estuvo integrado por jugadores de la talla de Shaquille O’Neal, Karl Malone o Scottie Pippen.
Hong Kong
Lai Shan-lee pasará a la historia de Hong Kong como la primera medallista de su país con un oro en windsurf. En Atlanta, la ex colonia británica participaba por undécima vez en los Juegos. Pese a estar bajo soberanía de China desde el año 1997, Hong Kong ha seguido enviando una delegación independiente.
‘Happy hour’
El boxeador canadiense de los pesos ligeros Mike Strange, propietario de un bar, hizo un descuento del 50 por ciento en el consumo de su establecimiento a la hora en que disputaba cada uno de sus combates. Llegó hasta cuartos de final.